Historia del Karate

 

El karate o kárate (karate-do, "el camino de las manos vacías") es un arte marcial moderno de origen japonés. Surge oficialmente en el año 1933, a partir de los sistemas de combate existentes en Okinawa y se populariza en el Japón gracias a Gichin Funakoshi. Se caracteriza por el empleo de golpes de puño y patadas, aunque no restringe su repertorio sólo a ellos. Los practicantes de este arte son denominados karatecas.

 


 

La mano de Ryukyu

 

De acuerdo a la leyenda, el kárate se origina con las prácticas físicas desarrolladas por el maestro Bodhidharma (Daruma Taishi) para los monjes del templo Shaolín, en China. Sin embargo, poca certeza hay respecto a estas afirmaciones y a la existencia del mismo Bodhidharma.

Si bien no hay registros que lo confirmen, se sabe de la existencia de un sistema de combate en el reino de Ryukyu (actualmente Okinawa) denominado simplemente Te o Ti (mano) en japonés y ryukyuense, respectivamente. Las primeras referencias de la influencia de otras artes datan de fines del siglo XIV, con la llegada de expertos chinos en quánf? o kempo, gracias a los vínculos comerciales existentes entre el continente y el reino de Ryukyu.

El énfasis en el uso de técnicas de lucha sin armas se debe a las prohibiciones al porte de armas que afectaron al reino de Ryukyu en el siglo XV, impuestas por el rey Shashin y luego en el siglo XVII, debido a la invasión del clan Satsuma.

Durante el siglo XIX, se encontraban establecidos ciertos estilos, de acuerdo a una división regional. Así, las principales variantes del Te practicadas en Okinawa eran Naha-Te, Shuri-Te y Tomari-Te, entre otras. Cada una de ellas contaba con características particulares, tanto en las técnicas como en los métodos de práctica. En este período, tres figuras se encargan de sistematizar y revivir la práctica del karate: Kanryo Higaonna (Naha-Te), Sokon Matsumura (Shuri-Te) y Kosaku Matsumora (Tomari-Te). En 1872, el emperador Meiji establece el clan Ryukyu como sus representantes en el territorio. Siete años más tarde, el gobierno Meiji dicta la abolición del clan Ryukyu y crea la prefectura de Okinawa.

Los términos empleados en esa era para denominar, de manera general, a estos estilos fueron Te o Ti (literalmente, "la mano"), Okinawa-Te (literalmente, "la mano de Okinawa") y Tote, Tode o Todi (literalmente, "la mano de la dinastía Tang"; sin embargo, la traducción correcta sería "la mano de China").

 


 

La mano vacía

En 1901, las escuelas de la prefectura de Okinawa adoptan el todi como parte del programa de educación física . En esta época, Anko Itosu (Itosu Ank?) cambió la pronunciación desde todi a karate. Entre 1904 y 1905. En 1933, el capítulo Okinawa de Dai Nihon Butokukai reconoce al kárate (karate) como arte marcial.